Flebología

Vale la pena
89%
Vale la pena
Basado en 3 experiencias

Introducción

Las várices son el producto de la dilatación permanente de las venas y la alteración estructural de su pared. La función de las venas de las piernas es retornar la sangre al corazón, contra la fuerza de gravedad. Para conseguirlo, cuentan con múltiples mecanismos de compensación. Cuando éstos fallan, aparecen várices.

Las várices son un problema estético además de funcional y en algunos casos también pueden causar dolor. Aproximadamente el 40% de las mujeres y el 25% de los hombres de edad adulta padecen este problema.

¿Qué son las várices?

Várices

Las várices son ocasionadas por problemas circulatorios.

Las várices son venas dilatadas porque las válvulas venosas no pueden cerrarse por completo, lo que provoca protuberancias visibles en la superficie de la piel. Son reconocibles por su color azulado o violeta. En general, las venas varicosas se forman principalmente en las piernas, especialmente en la parte interna de los muslos y en las pantorrillas, pero también pueden aparecer en los tobillos y en los pies. 

Los especialistas recomiendan estar atento a diversos síntomas que pueden dar cuenta de la aparición de várices: sensación de hormigueo, dolor, ardor, dolor, calambres musculares, sensación de hinchazón, sensación punzante o sensación de pesadez, picazón en la piel, piernas inquietas, cansancio y la fatiga de las piernas.

    Es importante aclarar que las várices no son solamente un problema estético, sino una patología del sistema circulatorio. De hecho, la presencia de várices también puede ser un síntoma de otras enfermedades circulatorias más graves.  

    ¿Por qué se producen las várices?

    Causas de las várices

    Diversos factores condicionan la aparición de várices.

    Las aparición de várices puede estar condicionada por varios factores:

    • Genética. Tener las paredes venosas más débiles es una condición genética que favorece la aparición de várices.
    • Hormonal. Las hormonas femeninas relajan la musculatura de la pared venosa en cada ciclo menstrual y por eso las mujeres son más propensas a desarrollar várices que los hombres.
    • Obesidad. Cuando hay un sobrepeso, el sistema venoso se siente sobrecargado y es común que aparezcan las várices.
    • Embarazos. En el embarazo hay 3 factores que contribuyen a la aparición de várices: la mujer aumenta de peso, aumentan las hormonas y, en el último trimestre, el útero comprime las venas pélvicas. Estos 3 factores contribuyen a que se produzcan las várices.

    Bibliografía

    "La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético especialista estético. Si estás evaluando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) consultá directamente con tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Esteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."
    Ver doctores